Prevención de úlceras por presión

Las úlceras por presión son lesiones por falta de flujo sanguíneo que se forman en la piel y tejido subyacentes por la acción combinada de factores extrínsecos, entre los que se destacan las fuerzas de presión, tracción y fricción, siendo determinante la relación presión-tiempo.  Estas lesiones pueden ir desde zonas de enrojecimiento a la formación de úlceras francas.  Ocurren frecuentemente en las áreas donde los huesos están más cerca de la piel como los tobillos, los talones y las caderas.

ZONAS CORPORALES DE ALTO RIESGO PARA ULCERAS DE PRESION


¿CÓMO PREVENIR LAS ULCERAS POR PRESIÓN?

  • Examinar frecuentemente la piel del cuerpo para detectar puntos de presión.
  • Realizar cambios posturales cada 2 horas si la movilidad y actividad están comprometidas. 
  • Mantener el alineamiento corporal y la distribución del peso.
  • Mantener la piel limpia, hidratada y seca.
  • Realizar masajes superficiales tipo caricia, en la piel que recubre prominencias de los huesos  como caderas, rodillas, codos.
  • Evitar en las sábanas de la cama arrugas o pliegues. 
  • Evaluar la necesidad de elementos auxiliares para proteger puntos de presión como cojines, almohadas, protectores para talones y codos y colchones antiescaras.
  • Promover un buen estado nutricional